Voces del Más Acá: El Primer Paso

Los jóvenes siempre han sido delegados a ser los «mil usos» en la política mexicana pero hoy tenemos una oportunidad de cambiar esa situación.

El proceso de renovación de la dirigencia del Partido Morena tan controvertida, en el fondo tuvo un aspecto positivo. La excepción tiene nombre y apellido: Citlalli Hernández Mora (30 años). Quien mediante una encuesta telefónica obtuvo la Secretaría General de Morena. A esto se le juntó otra característica que también la aventajó entre los militantes: la paridad de género. Si la dirigencia nacional morenista la hubiera ganado una mujer, la Secretaría General tendría que ser un varón.

Morena ha comenzado a dar el ejemplo de cómo se pueden abrir oportunidades a los jóvenes. Lo que hay que resaltar es que no de cualquier espacio. En la mayoría de partidos los jóvenes son los que acostumbradamente les toca ser “mil usos u operativos”, como es el caso de botear, repartir volantes y hacer bulto en marchas y mítines. En este caso se habla de oportunidades de ocupar cargos de relevancia en vísperas de las elecciones de federales y estatales de 2021 y 2024.

Relacionado con lo anterior, y al consultar algunos datos duro del INE, las poblaciones jóvenes del país representan casi el 50% del padrón electoral. Se estima que más de 45 millones de jóvenes podrían acudir a votar en las próximas elecciones del 2021. De esto puede inferirse que la población joven tiene una gran probabilidad de hacer la diferencia entre la victoria de un partido u otro.

Ante esto hubiera sido una gran experiencia política que un líder joven estuviera al enfrente de Morena organizando, dirigiendo y hasta guiando a los millones de jóvenes para las próximas elecciones en nuestro país.

Lo anterior sigue en la categoría de buenos deseos o meras ilusiones, al final de cuentas el hubiera no existe. Porque realmente a los partidos políticos y personajes en el poder parece que nunca les ha importado la participación juvenil. Nunca han demostrado lo contrario, mas que si es para beneficio propio. Esperemos que esto sea temporal y que las decisiones que está tomando la militancia de MORENA sean el primer paso para cambiar esa tradición partidista.

Tenemos en puerta las elecciones del 2021 y los jóvenes tenemos que luchar para que se abran espacios de participación. Por eso, quienes tratan de impedir los cambios generacionales deben saber que ya está en pie una nueva generación de mexicanos que van luchar por ese cambio generacional que México tanto necesita.

Deja un comentario