DESARTICULACIÓN EDUCATIVA

La situación de emergencia actual deja ver la situación social en que vive nuestra sociedad: la desigualdad.

El mecanismo de adaptación por parte de Instituciones educativas a la nueva pandemia, tanto públicas, como privadas evidencia la desigualdad con la que convive la comunidad estudiantil. Se ha buscado generar alternativas que lejos de combatirlas propicia una afectación directa e inmediata a quienes no poseen las herramientas exigidas por la academia. Insistiendo en los esfuerzos colectivos que comparten, tanto docentes como estudiantes, encontramos -en la mayoría de los casos- un ánimo constante por continuar con el labor educativo, a través de alternativas digitales para cumplir con un deber social amparado: enseñar y aprovechar la oportunidad educativa que independiente a las condiciones, sigue siendo un privilegio.

            Las medidas están intrínsecamente adecuadas a un estudiante con acceso a internet y computadora familiar, en términos generales. Además del tiempo y la sincronización familiar requerida. Ésta última como consecuencia de que puede haber más de un estudiante por hogar y solo una computadora en el mismo. Situaciones no contempladas. Recordando también que el equipo docente no cuenta con la capacitación adecuada para migrar de un sistema presencial  a uno en línea. Y es justo aquí donde encontramos el desajuste y el abandono. Porque son pocas las escuelas que han considerado puntos específicos.

En Mexico, el 34.2% de entrevistados no cuentan con acceso a internet según el INEGI. Es decir; cerca de 16 millones de hogares. Siendo los dispositivos móviles el principal medio para acceder a la red. Situación que genera desequilibrio y, por ende, desigualdad.

 Deben emplearse alternativas para combatir dichas situaciones. Dirigidas en coordinación por la Instituciones educativas, del sector público y privado. Contemplar estudiantes con rezagos educativos, lamentablemente no es  nuevo, y la crisis sanitaria se está encargando de empecinar el problema. Es necesario generar cambios estructurales importantes, dejando a un lado la vanidad institucional y operar en favor de las personas más desprotegidas.

Deja un comentario