Idlib: El infierno olvidado

El conflicto en Siria parece estar más que decidido, no obstante las consecuencias del mismo siguen impactando de lleno a la estabilidad política, económica y social no sólo de la región, sino también a la del sureste europeo.

A 9 años del estallido de la Guerra Civil en Siria el conflicto parece entrar en su fase final, pues actualmente el gobierno sirio -encabezado por Bashar Al Asad- controla casi la totalidad del territorio. Sin embargo, existe un último reducto rebelde al norte del país, la provincia de Idlib. Idlib ha sido testigo de cruentos enfrentamientos entre milicianos de los grupos rebeldes, apoyados por el Ejército de Turquía, y las tropas sirias, quiénes tienen el respaldo de Rusia e Irán[1] y que han generando un nuevo desplazamiento masivo de sirios que hace temblar a Turquía y a la Unión Europea[2].

En los últimos dos años, las relaciones entre Ankara y Damasco se han tornado cada vez más tensas. Incluso hubo enfrentamientos en territorio sirio entre las fuerzas armadas de ambos países, pese a que oficialmente no existe una confrontación directa entre ellos[3]. Este posible choque se ha contenido, en gran medida, gracias a la intervención de Rusia[4] e Irán[5], quiénes fungen como mediadores entre los gobiernos de Turquía y Siria.

Pero, ¿qué hacen las fuerzas armadas turcas en territorio sirio? Para Ankara asegurar el control del norte de su país vecino es una tarea fundamental para la seguridad interna. Ésta región es controlada por los kurdos, quienes han establecido un gobierno autónomo en el Rojava. La cercanía de este movimiento con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y su líder, Abdullah Öcalan, -quiénes son considerados terroristas y enemigos del gobierno turco- hace que Turquía vea como una amenaza a este pueblo[6].

Por ello, el gobierno de Recep Tayyip Erdoğan desplegó una serie de ofensivas en la región de Afrín, al mismo tiempo que ha extendido su respaldo al Frente Nacional para la Liberación, que forma parte del Ejército Libre Sirio, en Idlib[7]. Éstos movimientos, aunados al abandono de los EE. UU. como sus aliados fundamentales en la lucha contra el Estado Islámico, obligaron a que el Comité Supremo Kurdo busqué limar asperezas con el gobierno de Al Asad y así formar una coalición que les permita resistir los embates rebeldes y turcos[8].

Los choques entre las diferentes fuerzas presentes en el norte de Siria han llamado la atención de la UE, pues cerca de un millón de personas se vieron obligadas a huir hacia la frontera con Turquía, la cual ya alberga alrededor de tres millones de refugiados que huyen de ésta guerra[9]. Sin embargo, como se vio entre 2015 y 2016, una buena parte de los refugiados decide no permanecer en suelo turco y prefieren continuar su camino rumbo a la UE, en búsqueda de una vida segura y digna.

El desplazamiento podría agravar la problemática que se vive en la frontera entre Grecia y Turquía, dónde se viven momentos bastante tensos entre las fuerzas de seguridad de ambos países y existen acusaciones mutuas de violaciones a los Derechos Humanos[10]. Dicha situación ha obligado a las autoridades de la UE a buscar renegociar el acuerdo firmado en 2016, dónde Turquía se comprometía a servir como barrera de contención para la ola migratoria a cambio de ayudas económicas[11].

Es verdad, el conflicto en Siria parece estar más que decidido, no obstante las consecuencias del mismo siguen impactando de lleno a la estabilidad política, económica y social no sólo de la región, sino también a la del sureste europeo. Mientras los mecanismos de diálogo permanecen en un punto muerto y potencias regionales muestran músculo y reafirman su capacidad militar y diplomática, los millones de civiles atrapados entre dos fuegos en Idlib se ven obligados a huir de sus hogares y su lugar de origen para salvar sus vidas.

Al final, la guerra nunca ha tratado de ellos, para ellos el miedo, para ellos la muerte, para ellos la marginación, para ellos la nada. Para los gobiernos los beneficios geopolíticos, militares y económicos. La guerra ha sido siempre así, la guerra, la guerra nunca cambia.


[1] Álvaro Conde, “Idlib: ¿jaque mate a la rebelión armada en Siria?”, El Orden Mundial, https://elordenmundial.com/idlib-jaque-mate-a-la-rebelion-armada-en-siria/ (consultado el 7 de marzo del 2019).

[2] Natalia Sancha, “Atrapados en la ratonera de Idlib”, El País, https://elpais.com/internacional/2020/02/28/actualidad/1582868537_782127.html (consultado el 7 de marzo de 2020).

[3] Andrés Mourenza, “Más de 30 soldados turcos mueren en un bombardeo en la provincia siria de Idlib”, El País, https://elpais.com/internacional/2020/02/27/actualidad/1582839419_789397.html (consultado el 8 de marzo de 2020).

[4] Lluis Hurtado, “Turquía y Rusia acuerdan un alto al fuego para Idlib”, El Mundo, https://www.elmundo.es/internacional/2020/03/05/5e614f8021efa066508b4664.html (Consultado el 8 de marzo del 2020)

[5] Andrés Mourenza, “Rusia, Turquía e Irán se comprometen a contener las hostilidades en la provincia siria de Idlib”, El País, https://elpais.com/internacional/2019/09/16/actualidad/1568659565_978723.html (Consultado el 8 de marzo del 2020)

[6] Daniel Roselló, “Rojava, la revolución anarquista de Oriente Próximo”, El Orden Mundial, https://elordenmundial.com/rojava-la-revolucion-anarquista-de-oriente-proximo/ (Consultado el 9 de marzo del 2019)

[7] Zulfiqar Ali, “Syria: Who’s in control of Idlib?”, BBC News, https://www.bbc.com/news/world-45401474 (consultado el 10 de marzo del 2020)

[8] Natalia Sancha, “La operación turca en Siria empuja a los kurdos al diálogo con Damasco”, El País, https://elpais.com/internacional/2019/10/09/actualidad/1570651786_538729.html (Consultado el 10 de marzo del 2020).

[9] Natalia Sancha, “Atrapados entre las bombas y el frío”, El País, https://elpais.com/internacional/2020/02/19/actualidad/1582101429_704697.html (Consultado el 10 de marzo del 2020)

[10] Andrés Mourenza, “Turquía envía 1.000 policías a la frontera para evitar que Grecia devuelva migrantes en caliente”, El País, https://elpais.com/internacional/2020-03-05/turquia-envia-mil-agentes-especiales-a-la-frontera-para-evitar-las-devoluciones-en-caliente-de-grecia.html (consultado el 10 de marzo de 2020)

[11] Lluís Pellicer, “Bruselas busca “reiniciar el diálogo” con Erdogan para rebajar la tensión en la frontera griega”, El País, https://elpais.com/internacional/2020-03-09/erdogan-viaja-a-bruselas-para-abordar-la-situacion-en-la-frontera-griega.html (Consultado el 10 de marzo del 2020)

Deja un comentario