Calderón is back

El regreso del expresidente Felipe Calderón al escenario político es inminente. Activo twittero y crítico del gobierno morenista, Calderón a diferencia de los demás exmandatarios está en la primera línea de la oposición. Apoyado en la figura de su esposa la Sra. Margarita Zavala traen una maquinaria de personas que han hecho las tareas necesarias para integrar un nuevo partido político: México libre.[1]

Si algo es verdad, es que la Sra. Zavala tiene todo el derecho de contender por la presidencia de México, siempre y cuando respete las reglas del juego democrático. Como señala el politólogo Adam Przeworski  “Las elecciones son apenas un marco dentro del cual personas en cierto modo iguales, en cierto modo efectivas, hasta cierto punto libres pueden luchar en paz para mejorar el mundo de acuerdo con sus diferentes visiones, valores e intereses”.[2] Pero siendo realistas suponer que Calderón no intervendrá en la gobernabilidad del país en caso de una victoria futura de su esposa es muy ingenuo.

Calderón ya tuvo la oportunidad de gobernar la nación (2006-2012). Cometió aciertos y errores. Pensar que su gobierno fue nada más la guerra contra las drogas (2007-2012) es grave y maniqueo. Fue una decisión que no calculó sus derivaciones violentas. Dicho en palabras de Héctor Aguilar Camín “A estas alturas del desarrollo de aquella estrategia es difícil sostener que no se ha librado en México una guerra. La pregunta es si esa guerra ha valido la pena y si ha conseguido algo de valor equivalente a la destrucción de vidas y a la expansión criminal que produjo. La respuesta es desde luego negativa. Ha sido una guerra cuyos daños son evidentes y cuyos beneficios es imposible describir”.[3]

Por otro lado, se puede hablar de las investigaciones realizadas por la periodista Anabel Hernández que destaparon los nexos de la Secretaria de Seguridad Pública encabezada por Genaro García Luna (enjuiciado en enero de 2020) con las bandas del crimen organizado en plena guerra contra las drogas, en especial con Cártel de Sinaloa. Calderón se ha deslindado de toda responsabilidad pero la moneda se encuentra en el aire. Culpable o no, sus objetivos son claros: regresar al poder.

En su artículo “Calderón, el jefe del anti-lopezobradorismo”[4] el periodista Alvaro Delgado asegura que mientras el Partido Acción Nacional (PAN)  enfrenta una de sus peores crisis en 80 años, Calderón plantea rehacer a la derecha y vaciar al PAN de la misma forma que lo hizo López Obrador con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) al conformar a Morena “Tiene sentido que Calderón se asuma como ‘la oposición’, pero no porque sea brillante —su gobierno es medida de su mediocridad—, sino porque es capaz de todo y, ante los arrebatos de López Obrador, cualquier cosa refulge ante la tibieza del panista Marko Cortés, el entreguismo priista y la irrelevancia de todos los demás políticos”.

Una parte de la sociedad pide ese retorno. El grito “¡Vuelve Felipe, vuelve!” vitoreado hace años (2015) durante el gran premio de México[5] es un claro ejemplo de la nostalgia calderonista. De una mente naufragada[6]-utilizando el término de Mark Lilla- no solo de Calderón también de sus partidarios, mentes ancladas en el pasado. Entre el naufragio; la ambición de poder y el derecho a la democracia, Calderón está reacio a desaparecer. Calderón no se va. Calderón is back.


[1]https://www.eluniversal.com.mx/nacion/mexico-libre-margarita-zavala-presenta-solicitud-de-registro-ante-el-ine

[2] Przeworski, Adam. 2019. ¿Por qué tomarse la molestia de hacer elecciones? Pequeño manual para entender el funcionamiento de la democracia en https://es.scribd.com/ 

[3] Aguilar, Héctor. 2018. Nocturno de la democracia mexicana. México: Debate, pág. 170.

[4] https://heraldodemexico.com.mx/opinion/mexico-libre-partidos-politicos-anti-lopez-obrador-ine-empresarios-felipe-calderon/

[5] https://aristeguinoticias.com/0311/mexico/y-ahora-calderon-difunde-que-lo-vitorearon-en-la-f1-video/ 

[6] Lilla, Mark. 2017. La mente naufragada. México: Debate. (versión digital).

Deja un comentario