Hablemos de la Democratización de la UNAM.

Hace mucho tiempo que no podíamos comunicarnos, extrañé escribirles y poder darles mi opinión de muchos temas con un mayor enfoque de izquierda y con responsabilidad social, y no puedo escribir un nuevo artículo de opinión sin enfocarme en ciertos problemas que se encuentran en nuestra Universidad, siendo así una problemática que ha dejado en deuda a todas y todos.

La democratización en la UNAM no es más que la forma en la que las y los estudiantes han pedido medidas para dar un mayor enfoque a la democracia y transparencia en la toma de decisiones dentro de la institución, haciendo de lado un poder con tendencias Oligárquicas, donde solo unos pocos toman las riendas de la Universidad, las cuales tienen diversas pretensiones, una de ellas es mantener un poder político nacional.

A partir de la Reforma de Córdoba del año 1918, en Argentina, los estudiantes realizaron una conquista social creando varios mecanismos de representación estudiantil, se les ha dado una posición relevante dentro de la estructura orgánica de la Universidad y hoy en día las y los estudiantes se organizan bajo una estructura organizativa como son las Federaciones de Estudiantes, las cuales logran integrar y pelear por los derechos de todas y todos.

A pesar de la extensión de la Universidad Nacional Autónoma de México, es una de las pocas Universidades Nacionales que no tiene mecanismos de representación democráticas; partimos de un retraso de casi 100 años en el tema de transparencia y democracia a comparación de otras Universidades Nacionales,aunque no dejo de lado que a lo largo de la historia se ha tratado de trabajar en el tema y han logrado algunos logros, como lo fueron el Consejo Nacional de Huelga (1968), el Consejo General de Huelga (1999) y la Central de Estudiantes Universitarios en la actualidad.

Hoy tenemos una deuda con la historia y con la organización estudiantil, sin embargo, a pesar de las exigencias de años, el problema se ha luchado por años desde lo interno, sin embargo, hoy tenemos una propuesta desde lo externo con una iniciativa para reformar la Ley Orgánica de la UNAM para dar una pauta al voto universal, de las y los estudiantes, para elegir a una Autoridad.

Cuando hablamos de una necesidad tan grande deberíamos de examinar cualquier herramienta que ayude a la democratización, hoy el rector sigue imponiendo una «autonomía» la cual se ve reducida y que muchas y muchos sabemos que a pesar de tener esa palabra en nuestra definición, sabemos que hay muchas pretensiones de algunos sectores, de los cuales el pertenece, el rector, así como a todas las autoridades de la UNAM, no les conviene perder su poder, su ingreso y dejar a la crítica su trabajo y dar transparencia efectiva a estudiantes, porque en la Universidad nada es Horizontal.

Espero que en algún momento exista un debate, que existan espacios para dar la discusión de la necesidad de democratizar, y que si la Universidad cree que es realmente un problema, entonces que especifique las razones y que defina la autonomía como lo que es, un beneficio de unos cuantos, el beneficio de algunos rapaces, el beneficio de unos cuantos que poco tienen de universitarios…

Deja un comentario